EL VALLE DE BOÍ. ROMÁNICO CATALÁN.

Les aconsejamos una visita de medio día o día entero al Valle vecino de Boí, podrán conocer las colecciones románicas más importantes de Europa debido a su riqueza y valor artístico, la UNESCO ha declarado dicho valle, Patrimonio de la Humanidad.

Para garantizar horarios de visita mejor llamar al “Centre del Romànic de la Vall de Boí” telf. 973 696 715. o visitar la web: www.vallboi.cat/es/iglesias

Esta zona esta a unos 50 minutos de distancia de nuestras viviendas. En casi todos los pueblos del pequeño valle de Boí, se conservan hermosas parroquias románicas, todas de finales del siglo XI principios del S. XII. Buena muestra son las que a continuación detallamos:

Iglesia de Sant Climent de Taüll

Magnífico templo de tres naves separadas por columnas, tres ábsides con arquería y esbelto campanario externo, de torre cuadrada de seis pisos. Las pinturas murales son del año 1123, conservadas actualmente en el MNAC (Museo Nacional de Arte de Catalunya) y reproducidas in situ, son uno de los mejores ejemplos del género por la fuerza expresiva, pureza de líneas y rica policromía.

Iglesia de Santa María de Taüll

Igual de fascinante que la de Sant Climent, la iglesia de Santa María de Taüll mantiene la misma estructura, con un hermoso campanario integrado en el templo; las pinturas murales, también en el MNAC, están presididas por la Virgen con el Niño.

Iglesia de Sant Feliu  

Del XI o XII, está precedida por una pequeña y bonita alameda que conduce hasta un porche con cubierta de doble vertiente que protege el pórtico. Aunque ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de los siglos, no deja de tener fuertes atractivos, como sucede con el notorio cerrojo de la puerta, rematado con una singular cabeza de toro.

Iglesia de la Nativitat de la Mare de Dèu

Data del siglo XII, aunque se aprecian las modificaciones posteriores. Entre las últimas reformas destaca la desaparición de los dos ábsides románicos o la capilla lateral realizada a expensas del porche. La decoración interior posee caracteres barrocos.

Iglesia de Santa Eulàlia

Del siglo XII, tiene una estructura muy alargada, de una sola nave, con un ábside semicircular y absidiolo formando crucero. El pórtico aparece con arcadas sobre columnas. Dispone de un magnífico campanario de torre, de seis pisos de tipo lombardo, con ventanas geminadas. De aquí proviene el famoso grupo escultórico del Descendimiento, conservado hoy en parte en el Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) y en parte en el Museo Episcopal de Vic.

Iglesia de Sant Joan de Boí

La construcción del edificio se ajusta a los modelos propios del siglo XI. Está configurada por tres naves, separadas por cuatro arcos semicirculares, que descansan sobre macizas columnas y pilares cuadrados. En el interior, podemos contemplar unas reproducciones de las pinturas murales conservadas en el MNAC, con escenas de la lapidación de San Esteban.

Iglesia de Santa María de Cóll

Puede considerarse como el monumento más reciente del valle, pues data de principios del siglo XIII, por el estilo del campanario que, al contrario de lo que sucede en el resto de los edificios del valle, no pasa de ser una simple espadaña con tres ojos. Se trata de una de las más pequeñas iglesias del valle, pero al mismo tiempo, una de las más bellas.

Iglesia de Santa María de Cardet 

Este templo se desarrolla a través de una sola nave cuya cabecera se soluciona con un ábside semicircular. La pronunciada pendiente del terreno obligó a diseñar una superposición de dos plantas, dejando a nivel semisubterráneo una pequeña cripta. La decoración interior es, fundamentalmente, de tipo barroco.

Iglesia de Sant Quirc de Durro

A ella se llega por una pista que parte desde el pueblo y merece la pena acercarse sólo por ser un excelente mirador de cara al valle.